Experiencias gastronómicas Dublín: La ciudad de la historia irlandesa y la gastronomía de Dublín

Dublín, la capital de la República de Irlanda, es uno de los destinos más bellos que se pueden visitar en Irlanda. Está situada a lo largo de la costa este de Irlanda en la desembocadura del río Liffey. Es un lugar mundano donde puedes descubrir artefactos de gran riqueza histórica y mucho más. La amigable gente de Dublín, su relajante escenario al aire libre, su impresionante arquitectura, sus tranquilas playas, su rica cultura histórica, sus festivales de temporada, su deliciosa cocina y sus sabrosas bebidas crean un ambiente perfecto para las escapadas gastronómicas.

TE PUEDE INTERESAR: Experiencias gastronómicas: las mejores escapadas para foodies a lo largo y ancho del mundo

Visita la catedral de San Patricio para maravillarte con la hermosa arquitectura y para aprender sobre la rica historia que está llena dentro de las murallas. Echa un vistazo al lado más oscuro de la historia irlandesa visitando Kilmainham Goal. Disfruta de la belleza que ofrece la naturaleza visitando varios parques o yendo a varias playas y relájate mientras disfrutas de la serenidad del destino.

  • Rutas culinarias en Dublín
  • Catas de vino en Dublín
  • Clases de cocina en Dublín
  • Paseos gastronómicos en Dublín
  • Come con los locales en Dublín

Las escapadas gastronómicas no estarían completas sin comer alimentos y bebidas que enamoran a los locales. La carne y las patatas son generalmente componentes de platos famosos en Dublín. Las patatas son los principales ingredientes de la cocina irlandesa. Generalmente se usan para espesar los guisos y enriquecer el sabor de varias comidas.

El plato más típico de Dublín es el Coddle, que consiste en salchicha, tocino, patata y cebolla. Para comer este plato como lo haría un local, pruébelo en el invierno (aunque puede comerlo todo el año). Este plato se sirve generalmente con pan de soda rebanado. Otro delicioso plato popular en Dublín es el estofado irlandés, que consiste en cordero, patata, cebolla y perejil. Para el desayuno, pruebe el delicioso “Desayuno Irlandés Completo“, que consiste en salchicha, tocino, huevos fritos y salchicha negra.

Necesitará combinar sus deliciosas comidas con las bebidas típicas de la región. Pruebe la cerveza típica de la región – stout, que es una cerveza oscura hecha con malta tostada o cebada tostada, lúpulo, agua y levadura. El café irlandés también es una visita obligada, ya que es la combinación perfecta de whisky, azúcar, negro, café y crema batida. Cualquier bebida que pruebe en Dublín será seguramente apetecible.


Publicaciones Similares